Llevar tu negocio al mundo digital es indispensable

E-commerce: un sistema de venta y compra que llegó para quedarse 

A través de dispositivos electrónicos, las empresas debieron adaptarse a la digitalización y así, conducir su negocio a una vía electrónica. La digitalización de una empresa engloba procesos de reinvención, rediseño y actualización. Es decir que, digitalizar una empresa no sólo consiste en implementar tecnología sino también modificar la manera de negociar. De hecho, mediante dicha modalidad se regenera la interacción con los clientes y con el mercado. 

Auge del comercio electrónico durante la pandemia

Creciendo de manera estable en los últimos años, el e-commerce tomó más fuerza aún en el año 2020 en consecuencia a la crisis sanitaria mundial. A partir de la pandemia, la reducción de la movilidad, el distanciamiento social y el lema “quédate en casa”, adaptado a la nueva normalidad, el mercado del e-commerce hizo un gran boom de accesos. Varias empresas, a pesar de que ya estaban considerando implementar la venta online, no tuvieron otra opción que unirse a la digitalización. A raíz de esta irrupción repentina, miles de empresas se vieron más que motivadas, sino que obligadas a idear formas para dar salida a su negocio.

El comercio electrónico es y fue la solución para muchas empresas y emprendimientos en todo el mundo. De hecho, en América Latina su crecimiento fue del 50% en el pasado año, según datos brindados por Ecomsur. En Uruguay, algunas empresas tuvieron un crecimiento de cinco o diez veces en lo que facturaban gracias a su canal de comercio electrónico. En este sentido, el presidente de la CEDU explicó que en 2020 los pagos electrónicos superaron por primera vez los presenciales. En el primer semestre de 2020 hubo 331 mil paquetes enviados más que en 2019, según datos de la Ursec

 Foto gratis

Pese al importante rol que tuvieron las empresas en esta adecuación a la nueva situación,  los consumidores tuvieron que igualmente reacomodar sus preconceptos de compra.  De esta forma, el interés por el e-commerce también tuvo un alto impacto en los públicos de las organizaciones. Diversos consumidores que no tenían el hábito de comprar de manera online, fueron atraídos por este comercio y generaron adquisiciones de todo tipo. 

Todas estas transformaciones de comportamientos acompañan la evolución de la pandemia que no cesa de cambiar. Cada negocio, a su manera, tendrá que adecuarse a la nueva normalidad para poder continuar generando ganancias. 

Importancia de la digitalización por la crisis sanitaria

Para que el negocio siga en pie, continúe existiendo y no caiga en una crisis, la digitalización se convirtió en un fenómeno fundamental. De hecho, para las empresas, el uso del comercio electrónico se impuso de manera imperativa. Es decir que, las organizaciones para continuar con su funcionamiento, debieron recurrir a la gestión de sus negocios por medios electrónicos. En el caso contrario, las consecuencias para el negocio se tornan notorias y fuertemente impactantes. 

Por un lado, si una empresa no se digitalizara, se generaría un alto empobrecimiento en la relación de empresa-cliente. El nuevo contexto, estableció una dificultad en el contacto directo y físico con las personas, lo que produjo un cambio de la manera tradicional de generar vínculos y un distanciamiento entre los individuos. Como consecuencia, la única manera que una empresa tiene para mantener una comunicación con sus clientes, es la vía digital.

 Las empresas que están negadas y se resisten a digitalizarse, son orientadas a un deterioro en el vínculo que tienen con sus respectivos clientes. Los consumidores, buscan satisfacción, atención y seguridad a la hora de adquirir un producto. Si la empresa no puede brindarles dicha experiencia de compra, definitivamente no elegirán a la misma. A raíz de esto, la empresa se ve perjudicada por la falta de demanda y la escasez de ingresos.

El hecho de que una empresa no esté digitalizada evidencia la poca capacidad que tiene de adaptación, su rigidez y escasa versatilidad. En otras palabras, los negocios que se mantienen en lo tradicional, eligen quedarse en su zona cómoda y conocida; en la famosa zona de confort. Como resultado, dejan escapar oportunidades de negocio y así, es fácil prever el descenso de las ganancias. 

En consecuencia a lo mencionado anteriormente, el frenar el proceso de una empresa, es una consecuencia dramática. En esta crisis que está viviendo el mundo, todos, como individuos, debemos seguir el movimiento de la evolución de la misma. Las empresas, deben hacer lo mismo y aprovechar los recursos a su alcance.  En la actualidad, resistirse a la digitalización de una empresa es una forma de conducirla a su deterioro o hasta su desaparición. 

Un nuevo desafío para tu empresa: ventajas del e-commerce 

Este método de venta y compra a través de la red, tiene unos beneficios considerables que favorece la armonización de la experiencia adquisitiva del cliente y una ganancia positiva para la empresa. 

La posibilidad de conseguir consumir o recibir una demanda de un servicio o producto desde cualquier sitio, abre un gran abanico de públicos, lo que amplía la cantidad de consumidores y permite la diversificación de compradores. En otras palabras, esta posibilidad, permite lograr un mayor alcance.  

La red icono gratuito

Se logra vender más en menos tiempo. En el negocio tradicional, el cliente debe aguardar para ser atendido y así poder realizar el pago de su compra. El e-commerce le ofrece al cliente, una compra inmediata, y a la empresa, la venta a muchos consumidores al mismo tiempo.  Esto ofrece un gran beneficio para el negocio que puede obtener mayor ganancia y conduce a una mejor relación con sus públicos gracias a su eficiencia. 

24 horas icono gratuito

La compra y venta por medio del e-commerce no tiene un horario pre-establecido. A diferencia de las tiendas físicas, la web, está disponible para los clientes en cualquier momento, los 7 días de la semana, en cualquier horario.  

Se genera una reducción de los gastos de la empresa, el no tener que mantener un lugar físico, baja los costes. A su vez, la fabricación se ajusta más a la demanda y no se produce exceso de productos que no van a ser posteriormente consumidos.

Hucha icono gratuito

Como resultado de los aportes brindados por el comercio electrónico, como lo son la reducción de costes y el aumento de clientes, se amplía el beneficio. A través de este comercio, se vende más y se gana más dinero.

¡Te acompañamos a la mejor experiencia de e-commerce para tu empresa!

En AB, te ofrecemos la mejor experiencia digital adaptada a tu empresa. Analizamos los objetivos y el mercado para proponerte las mejores soluciones. Te ayudamos a definir tus objetivos creando así una estrategia personalizada y adaptada a tu producto.

Cada proyecto es un nuevo reto y le dedicamos atención exclusiva a cada uno de ellos.

Para una empresa ser digital ya no es una opción, es una necesidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *