El NeuroMarketing en la mente del consumidor

El Neuromarketing explica la conducta de los individuos desde la base de su actividad neuronal. Es una ciencia que investiga y estudia el comportamiento del cerebro en un proceso de compra. Su objetivo es comprender los distintos niveles de atención que muestran las personas ante determinados estímulos.

En la actualidad, la masividad publicitaria es completamente normal. Somos constantemente bombardeados por mensajes publicitarios, siendo cada vez más invadidos.
En muchas ocasiones, sucede que la publicidad de esta índole no realiza la función deseada, por lo que se intenta comprender qué ha ocurrido. Es aquí donde nos adentramos al NeuroMarketing.

El Neuromarketing busca la eficacia en las decisiones; averiguar a qué estímulos las personas prestamos mayor atención y a cuáles no. El propósito es comprender mejor a las personas, desde lo más profundo de nuestro ser.    

Si comprendemos qué es lo que los consumidores desean desde su interior, se crearán productos  más a medida. Por lo tanto, la segmentación será mucho mejor.

Varias empresas se han percatado que para llegar a su público objetivo hay que conectar con sus sentimientos; transmitiéndoles valores y emociones, ya que solamente de esta forma se podrá obtener un feedback positivo hacia la marca o el producto.

Hemos notado últimamente que la publicidad está tomando rumbo hacia lo experimental; contando historias motivadoras, llevándonos a sitios mucho más emocionales.

Pero, ¿qué mide exactamente el Neuromarketing en la mente del consumidor?

Esta ciencia se centra en tres aspectos fundamentales del ser humano: la atención, la emoción y la memoria.

La atención sirve para determinar cuáles son los elementos a los que el consumidor está más expuesto ante los estímulos que recibe durante su cotidianidad. Ej. El ambiente, los colores, el ruido y las personas a su alrededor. De esta forma, también estará atento a los elementos que se exponen en un anuncio publicitario.
Este punto se centra principalmente en cómo se percibe la publicidad ante los ojos. Por ejemplo, una técnica muy utilizada es determinar el precio de un producto finalizado en 0,99. Esta técnica ayuda al interesado a percibir el precio más bajo.

La emoción es fundamental, ya que la misma cambia de acuerdo a los sentimientos del consumidor. Es imprescindible que la marca sepa cuáles son los elementos que causan agrado a su público, ya que logrará conectarse y promover una compra por medio de emociones empáticas.
La importancia de las emociones es que pueden influir de manera crucial en las decisiones de compra del público objetivo. Entre el 70% y el 80% de las decisiones de compra del consumidor se toman de manera inconsciente, e incluso el 30% restante de la conciencia no actúa con la libertad que se cree, según expresa el experto en Neuromarketing Hans-Georg Häuse

La memoria juega un papel muy importante; para que una marca sea comprada, primero debe ser recordada e instaurada en la mente del consumidor. Las empresas buscan crear ambientes y mensajes que impacten en diferentes ámbitos y que de una manera segura, sean recordadas.
Utilizando técnicas como el Marketing Sensorial se generarán experiencias positivas a través de los sentidos. Recordamos tan sólo un 5% de lo que observamos, mientras que por otra parte, somos capaces de recordar el 35% de lo que olemos. Es por ello que las marcas hacen mayor hincapié en producir elementos de identificación únicos, relacionados con otros sentidos. Por ejemplo, los “odotipos” son “logotipos” basados en el aroma.

Un segundo ejemplo son los locales que tienen un aroma característico al ingresar; ello hace que uno se sienta cómodo y quiera seguir permaneciendo allí.

Teniendo en cuenta nuestros tips y los tres aspectos del Neuromarketing, estamos en condiciones de poner manos a la obra.

De esta forma, ¡se alcanzarán más rápido los objetivos trazados del mensaje publicitario!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *